volver arriba
         
 
 
         
  MUESTRAS MÚSICA VARIOS  
  FIESTAS CINE Y TEATRO  
 
  HOY: VIERNES 22  
  11:00 hs

 
  11:00 hs

 
  11:30 hs

 
  12:30 hs

 
  13:00 hs

 
  13:00 hs

 
  14:00 hs

 
  15:30 hs

 
ver más
  WIPE PODCAST
Usted Señalemelo - II (Full Album)




MÁS MUSICA
 
  QUIERO RECIBIR EL NEWSLETTER !
 
  WIPE POST@  
 
 
 
 
 
     



wipe links














 
 
  REVISTA WIPE
GUIA DE BUENOS AIRES
 
 
     
  NUMEROS ANTERIORES      MUESTRAS      NOTAS      DISCOS      LIBROS      LUGARES      CONVOCATORIAS      CONTACTO  
 
Que el mundo tiemble. Cuerpo y performance en la obra de Effy Beth volver
 

Que el mundo tiemble. Cuerpo y performance en la obra de Effy Beth (Edulp), e-book de descarga gratuita. Registros de performances, fotos, gráficas y textos de la joven artista y testimonios de quienes la conocieron.

Texto: Matías Máximo. Fotos: Nora Lezano. 

Con el atajo de la metáfora, una escena que imagino al ver el conjunto de imágenes y testimonios que componen este libro: en un laboratorio donde la materia es la palabra, Effy acerca una enciclopedia a un mechero y volumen por volumen la prende fuego, pone las cenizas en una probeta y las convierte en burbujas. El espacio se llena, del piso al techo. La escena se repite y Effy quema otras enciclopedias, diccionarios, manuales de medicina, registros, documentos y archivos. La palabra muta, se vuelve liviana y flota: los sentidos se transforman.    

“Artista conceptual, performática y feminista queer”, se dijo Effy. A lo largo de sus producciones se puede ver una y otra vez el paso al acto, casi sin filtro, de una obra chocante, donde la literalidad de los sentidos es excusa para dar respuestas muchas veces incómodas. Entonces, la vemos en una habitación llena de globos para decir que se siente asfixiada, mezclando su menstruación de mujer trans con cera y depilándose, cortándose los brazos, raspándose la panza, corriendo desnuda por la universidad, ofreciendo sexo oral y dando en cambio historias de mujeres ultrajadas.





Años después, el Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA) será el lugar donde Effy se moverá como sirena en el agua. Sobre esta figura, que aparecerá más de una vez, escribió  Effy: “Las sirenas son criaturas míticas con las cuales fácilmente se podría asociar a las mujeres trans: mitad mujer, mitad monstruo. Una mujer sin vagina. Femenina, pero para muchos, inexistente. Seductora pero peligrosa, es una bella trampa donde los hombres se advierten entre sí: ‘No las oigas, no te acerques, no son como las mujeres comunes que son pasivas, dejarás de ser hombre si te acercas a ellas, no te dejes seducir’”.

Entre las aulas, afuera de ellas, en el baño, en los pasillos y la escalera: la universidad se vuelve un espacio de intervención permanente donde la alumna que estudia solo las materias que le gustan, encuentra un idioma común para decir que no hay tiempo para esperar. No hay mundos ni momentos ideales, su identidad es urgente y el género una  forma de asumir el mundo.   





Después vendrán las calles, ese territorio que Effy atravesó y donde se sintió atravesada, rodeada de personas y también de soledad, viviendo como en cascada, tan sensible. En esas calles la posición no es la de una presa que se queda agazapada frente a los ataques, su clave es ser irónica: de la misma forma que siente que el lenguaje es irónico con ella, le cambia el sentido y lo devuelve. Por ejemplo, se viste y desviste cincuenta veces para decir: Mi ropa no es mi sexo, o hace que quinientas personas la dibujen y parece susurrar: soy todas, podría ser cualquiera, pero en este momento soy la conjunción de vos y yo.  

Muchas de las obras compiladas en las siguientes páginas pueden encontrarse en la web. La necesidad de reunirlas y publicarlas tiene al menos dos sentidos. Por un lado, ella bocetó varios proyectos de libros y este es uno de ellos (también programó uno donde posó para ser fotografiada antes y después de su reasignación genital y uno de cuentos y poesías). Otra razón es la de conservar un material que podría caer de las páginas web en las que se publicó originalmente, dado que ciertos dominios tienen un vencimiento o son sensibles a la baja de los proveedores. (…). La obra de Effy no busca la comodidad y puede ser inquietante, movilizadora o pasear por territorios de angustia frente al desconcierto del por qué y el para qué. Los encuentros con Dori -su madre- y María Julia Prut -quien realiz ó la curación de una muestra de Effy en el museo La Cárcova - estuvieron atravesados por más de uno de esos sentimientos complejos. 







La prolijidad de los archivos de Effy, donde hay carpetas que guardan hasta diez versiones de un mismo trabajo, nos volvieron a confirmar que no era una improvisada. Tampoco alguien sin ambiciones, que sintiera pudor de desear el  mainstream que en vida la rechazó: una de sus aspiraciones era llegar al MOMA, el museo de arte moderno que se levanta en el centro de Nueva York. 

“No existen dos géneros, existe uno solo, el de cada cual”, escribió Effy en un cartel que sostuvo en la última Marcha del Orgullo LGBTIQ a la que asistió. Seguramente tampoco haya dos, ni tres, ni mil formas correctas o incorrectas de pensar sus obras. Sería clave ir contra la interpretación para que aparezcan, al menos, tantas lecturas como personas que lean. Quien escuche las canciones de esta sirena, tiene invitación a dudar sobre todo aquello que oprime.  






SINOPSIS

Effy Beth se apoyó en el arte performático para construir su afirmación identitaria transexual. Estudió cine, artes, guión, escribió, pintó y realizó intervenciones públicas disruptivas frente al binomio heterosexual, donde la fórmula obra/espectador se disputaba y la comodidad no era lo corriente. Pasó su infancia en Israel y vivió hasta su muerte, a los 25 años, en Buenos Aires, lugar en el que se centraron sus performances y reclamos, que fueron compartidos en varias partes del mundo. “Artista conceptual, performática y feminista queer”, se dijo Effy. A lo largo de sus producciones se puede ver una y otra vez el paso al acto, casi sin filtro, de una obra chocante, donde la literalidad de los sentidos es excusa para dar respuestas muchas veces incómodas. Entonces, la vemos en una habitación llena de globos para decir que se siente asfixiada, mezclando su menstruación de mujer trans con cera y depilándose, cortándose los brazos, raspándose la panza, corriendo desnuda por la universidad, ofreciendo sexo oral y dando en cambio historias de mujeres ultrajadas. Este libro reúne obras y fotos de su archivo, además de textos y fotografías de personas que la acompañaron en su intenso camino de producción.

Matías Máximo
Periodista. Cuando elige sus temas, Matías Máximo piensa en cosas que lo conecten con las minorías ya sean humanas o no humanas. Lo revuelven las desigualdades, la falta de oportunidades. De esas conexiones, escribe sobre lo que le toca: diversidad sexual, derecho animal, travesticidios, política o libros. También, fuera del periodismo y la enseñanza, le gustó trabajar como librero.
 

El libro se puede descargar de: www.editorial.unlp.edu.ar



 
 
 
   
     
  OTRAS NOTAS

Buenos Aires se prepara para un de...
Federico León / Por María Paula R...
Desde el interior / Por Matías Pan...
WIPE TRAVEL&MUSIC / Por Matías Pan...
Matías Aguayo and The Desdemonas e...
FOODireccionario / El Galpón de Ta...
LANDIA estrena The Red Stain de Ro...
BENITO CERATI / VANITY SEX
NUEVAS FRECUENCIAS CARIOCAS. Por A...
Charly Nijensohn: El ciclo de la i...
Festival de Galway. Por Eduardo Ba...
Wipe presenta al diseñador Matías ...
Criss Angel desaparece en Las Vega...
Sobredosis de Morfina en Niceto
Diego Bianchi: El presente está en...



Música / Tito y Rano van al Espacio


En Tito y Rano van al Espacio -Tito Losavio y Rano Sarbach- se puede escuchar muy buena música, una conversación totalmente delirante y absurda, y también puede haber interesante información musical. Suelen pasar jóvenes artistas emergentes que muestran su música en vivo. Al ser domingo a la noche el estudio se llena de amigos que pasan de visita lo que da al programa un clima distendido.  Domingos de 19 a 21hs. por FM Nacional Rock 93.7.


Cine y Teatro / Cuando llueve, de Anthony Black


Una novela gráfica tragicómica concebida para el escenario, que se pregunta ¿Es posible mantener la fe cuando no se cree en nada? A la vez perversamente graciosa, conmovedora y visualmente atrapante. Es la historia de dos parejas, una feliz y la otra no. La desgracia de la primera es el resultado del azar. La de la otra, una elección. Los martes a las 21hs en el C.C.25 de Mayo, Av. Triunvirato 4444, CABA. Hasta el 26 de Junio.


Música / Emmanuel Horvilleur


El 29 de junio a las 20hs. en Niceto Club, Niceto Vega 5510, CABA.


Música / Mimi Maura y su banda


Luego de 2 años en los que la cantante se abocó a diferentes proyectos musicales, Mimi retorna a Niceto con su banda a repasar su historia. El 23 de junio a las 20hs. en Niceto Club, Niceto Vega 5510, CABA. 

 
           
         
© 2011 Revista Wipe - Todos los derechos reservados.

Desarrollo web: Mariano Arias