volver arriba
         
 
 
         
  MUESTRAS MÚSICA VARIOS  
  FIESTAS CINE Y TEATRO  
 
  HOY: VIERNES 22  
  11:00 hs

 
  11:00 hs

 
  11:30 hs

 
  12:30 hs

 
  13:00 hs

 
  13:00 hs

 
  14:00 hs

 
  15:30 hs

 
ver más
  WIPE PODCAST
Usted Señalemelo - II (Full Album)




MÁS MUSICA
 
  QUIERO RECIBIR EL NEWSLETTER !
 
  WIPE POST@  
 
 
 
 
 
     



wipe links














 
 
  REVISTA WIPE
GUIA DE BUENOS AIRES
 
 
     
  NUMEROS ANTERIORES      MUESTRAS      NOTAS      DISCOS      LIBROS      LUGARES      CONVOCATORIAS      CONTACTO  
 
NUEVAS FRECUENCIAS CARIOCAS. Por Aldo Benítez volver
 

NUEVAS FRECUENCIAS CARIOCAS

Llegar a Río de Janeiro por primera vez en la vida un día nublado, podría ser decepcionante. Sin embargo, una situación climática así, también define el lugar en potencia. Uno piensa: si esta ciudad es así con nubes...

Y la verdad es que ver bellezas naturales como el Pão de Açúcar o el Morro Dois Irmãos entre capas de algodón es algo que roza lo soñado. Mucho más, cuando este impensado paraíso era telón de fondo para uno de los festivales de música que más ganas tenía de conocer y vivir en los últimos tiempos, el carioca Novas Frequencias que contó, en diciembre pasado, su séptima edición. En años anteriores, participaron artistas como María Minerva, Elysia Crampton y Mr. Mitch, entre otros, como para darse una idea del tipo de artistas que suelen programar. Increíblemente muchos de los eventos son con entrada gratuita, como por ejemplo un concierto del músico ambient con vestimenta glam William Basinski. Toda una leyenda que le dedicó el show a su amigo David Bowie en una repleta Iglesia del Carmen del turístico barrio Lapa.





Otra marca distintiva del evento, al menos en Sudamérica, son los trabajos comisionados especialmente para cada edición. En esta última, que terminó hace unos días, destaco dos performances encaradas por tres mujeres artistas europeas que fueron de lo más inspiradoras. Ambos trabajos fueron fruto de sendas residencias en Río los días previos a sus presentaciones en el festival.

Por un lado, la glasgüense Tara Pattenden, quien patrocinada por la fundación PRS y el British Council, respondiendo al seudónimo Phantom Chips dio un workshop de dos días. Este taller desembocó en un show tan breve como potente. Justo antes de que la artista subiera al escenario algunos voluntarios repartieron unas máscaras muy sencillas en géneros de tela coloridos y brillantes que tenían apenas dos orificios para los ojos y un elástico para sujetarlas a la nuca. Hubo mucha adhesión en el pequeño reducto Audio Rebel en el barrio de Botafogo. Me atrevo a decir que un 95% del público tenía las máscaras puestas, incluída la performer. Tara comenzó con una rutina de música electrónica con una estética IDM muy personal y agradable, algo muy correcto y cumplidor. En el reducido escenario casi completamente ocupado con una mesa llena de sintetizadores, módulos DIY y otros juguetes electrónicos ella parecía disfrutar mucho de su propia performance. Pero el verdadero show comenzó cuando ella frenó su actividad abruptamente y empezó a decir que tocar así era muy aburrido, que nosotros como audiencia también teníamos que participar activamente de lo que sonaba en el recinto.





Para eso, nos propuso que interactuásemos con algunos instrumentos muy intuitivos que ella había estado diseñando para la ocasión. A partir de ese giro que dió el show hubo tres secciones más, cada una con un tipo de instrumento distinto haciendo un pasa-manos entre el público. El primero fueron unas especies de mandíbulas en la punta de un bastón que se abrían y se cerraban conforme a una palanca que se presionaba en el extremo de los palos que las sostenían. Esto generaba comportamientos sonoros muy notorios sobre lo que Tara tocaba. Casi todo el tiempo estas mandíbulas fueron copadas por tres masculinos en primera fila. Para dar paso al segundo instrumento, ella se bajó del escenario y “buscó” entre la audiencia un amplificador de guitarra que “andaba por ahí”, al encontrarlo se levantó la pollera y vimos que tenía puesta una especie de cinturonga con tentáculos cubiertos de la misma tela brillante con la que estaban hechas las máscaras. Los tentáculos estaban erectos y se podían modelar. De los tentáculos salía un cable plug de audio que fue enchufado en el amplificador encendido. Acto seguido, Tara se subió al amplificador y pidió al público que le toque los tentáculos. Esos tentáculo-instrumentos sonando a través de ese amplificador, ejecutados por los presentes que nos animamos a jugar con ellos, generaban sonidos espeluznantes, directamente. El tercer y último instrumento estaba conformado por un conjunto de elásticos sensitivos que fueron paseando por la audiencia y que, literalmente, estiraban y encogían los sonidos que Tara les iba asignando desde el escenario. Hasta acá el show de Phantom Chips.









Por otro lado, el trabajo Magnetoceptia, presentado por el dúo formado por la holandesa Dewi de Vree y la austriaca Patrizia Ruthensteiner se presentó tres veces en tres lugares distintos a lo largo del festival, siempre con entrada libre: en la Lagoa Rodrigo de Freitas, en la Iglesia del Cármen de Lapa (haciendo la apertura para William Basinski) y en la sede de Oi Futuro. El trabajo está inspirado, como su nombre bien lo indica, en la condición magnetoreceptora con la que cuentan algunos organismos vivos, la cual les permite detectar la dirección y sentido del campo magnético en el que se encuentran. La traducción que las artistas hicieron de este proceso fue realizado a través de la construcción de trajes-antena que pusieron en funcionamiento en estos distintos espacios. El sonido generado a partir del enfrentamiento de las dos artistas con sus respectivos trajes-antena es modulado por las posiciones y movimientos de ellas en relación con el espacio y entre sí. Tuve la oportunidad de ver y escuchar sólo las dos primeras performances pero era muy interesante e intenso lo que cada espacio específico aportaba a cada situación sonora. Podría contar mucho más sobre lo que oí y viví en este festival pero estos dos ejemplos creo que valen como muestra de las situaciones que se suelen generar en NovasFrequencias y que vale la pena vivir alguna vez en la vida, haya o no haya sol en Río. 

Texto: Aldo Benítez  
www.instagram.com/aldobnz 

Fotos: Pablo Ferraro
www.instagram.com/p__m__f__ 

www.novasfrequencias.com


 





 
 
 
   
     
  OTRAS NOTAS

Buenos Aires se prepara para un de...
Federico León / Por María Paula R...
Desde el interior / Por Matías Pan...
WIPE TRAVEL&MUSIC / Por Matías Pan...
Matías Aguayo and The Desdemonas e...
FOODireccionario / El Galpón de Ta...
LANDIA estrena The Red Stain de Ro...
BENITO CERATI / VANITY SEX
NUEVAS FRECUENCIAS CARIOCAS. Por A...
Charly Nijensohn: El ciclo de la i...
Festival de Galway. Por Eduardo Ba...
Wipe presenta al diseñador Matías ...
Criss Angel desaparece en Las Vega...
Sobredosis de Morfina en Niceto
Diego Bianchi: El presente está en...



Música / Diosque II


Diosque II es otro repertorio, en el cual Juan Román Diosque se hace a un lado del que nos tiene acostumbrados en un formato acústico y silvestre. Junto a Eduardo Ferrer y Aquiles Cristiani. El 23 de Junio a las 21hs en Zelaya, Zelaya 3114, CABA.


Música / Emmanuel Horvilleur


El 29 de junio a las 20hs. en Niceto Club, Niceto Vega 5510, CABA.


Música / Mimi Maura y su banda


Luego de 2 años en los que la cantante se abocó a diferentes proyectos musicales, Mimi retorna a Niceto con su banda a repasar su historia. El 23 de junio a las 20hs. en Niceto Club, Niceto Vega 5510, CABA. 

Cine y Teatro / Cuando llueve, de Anthony Black


Una novela gráfica tragicómica concebida para el escenario, que se pregunta ¿Es posible mantener la fe cuando no se cree en nada? A la vez perversamente graciosa, conmovedora y visualmente atrapante. Es la historia de dos parejas, una feliz y la otra no. La desgracia de la primera es el resultado del azar. La de la otra, una elección. Los martes a las 21hs en el C.C.25 de Mayo, Av. Triunvirato 4444, CABA. Hasta el 26 de Junio.


 
           
         
© 2011 Revista Wipe - Todos los derechos reservados.

Desarrollo web: Mariano Arias